lunes, 27 de setiembre de 2010

MANIPULEO Y USO DE LOS EQUIPOS OXIACETILENICOS

1 Recomendaciones de carácter general:

• Jamás permita que el aceite o grasa entre en contacto con oxígeno a presión. No es necesaria ninguna lubricación de los aparatos.

• Jamás use oxígeno como sustituto del aires comprimido, fuente de presión o ventilación.

• Antes de comenzar a cortar o soldar, mire a su alrededor para verificar que las chispas, escorias o metal caliente no puedan causar un incendio o quemen las mangueras.

• Trate de mantener un espacio libre entre los tubos y el trabajo a realizar, ésto es importante a fín de que los reguladores o tubos puedan ser fácilmente alcanzados en caso de urgencia.

• Evite pérdidas de oxígeno y/o gases combustibles.

5.2 Recomendaciones a tomar con los tubos:

• No enganche jamás un soplete encendido aun tubo, la llama puede calentar la pared del mismo y ponerlo al rojo, el tubo podrá entonces fisurarse y explotar bajos los efectos de la presión.

• No maltrate los tubos, evite que sus paredes sufran golpes que los abollen. No utilice un tubo como yunque para abovedar una chapa; como rodillo para desplazar una carga pesada; como cuña para inmovilizar un vehículo, una carga o fijar una chapa.

• No deje los tubos parados sin inmovilizarlos con una cadena a abrazadera para evitar que puedan caer.

• Cuando el tubo está vacío, cierre la válvula, con ello evitará que entren en el botellón cuerpos extraños, polvos y materias abrasivas.

• No almacene los tubos a pleno sol, ni en las cercanías de hornos, estufas radiantes, u otras fuentes de calor.

 Coloque el capuchón cada vez que deba trasladar un tubo, ya sea lleno o vacío.

• Si el tubo pierde, no trate de repararlo, devuélvalo inmediatamente indicando cual es la anormalidad advertida.

5.3 Suministro de Oxígeno:

• Purgue la válvula del tubo de oxígeno abriéndola suavemente y cerrándola enseguida.

• Atornille el reductor, cuide que la mariposa de regulación esté floja.

• Abra despacio la válvula del tubo y vaya atornillando la mariposa de regulación, hasta que el manómetro de baja presión marque la presión necesaria que es:

Para soldar: 3 Kg/cm2 (para todas las cabezas)

Para cortar: Varía de 3 a 12 Kg/cm2 para espesores que varían de 3 a 300 milímetros.

5.4 Suministro de Acetileno, Gas Natural o Acetoge-gas:

• Purgue la válvula del tubo de gas combustible.

• Atornille el reductor y cuide que la mariposa de regulación esté floja.

• Abra despacio la válvula del tubo y vaya atornillando la mariposa de regulación hasta que el manómetro de baja marque la presión necesaria.

Importante: la presión del gas no debe ser de 0,10 kg/cm2 .

5.5 Encendido del soplete:

• La manera segura de encender un soplete, que además influirá en la buena conservación del mismo es la siguiente:

• Abra totalmente la llave del oxígeno (mano derecha), de esta manera se produce un barrido de cualquier vestigio de carbón que haya quedado en la lanza.

• Abra totalmente la llave del gas combustible (mano izquierda).

• Encienda el soplete con el pico hacia arriba y vaya cerrando el acetileno hasta tener la llama regulada. Esta forma de encender el soplete dará velocidad de salida de los gases y evitará un posible retroceso.

Importante: No toque la llave del oxígeno, debe quedar totalmente abierta.

5.6 Apagado del soplete:

• Cierre primero el gas combustible (mano izquierda) y luego cierre el oxígeno de esta manera, el oxígeno puede efectuar una limpieza de toda la cámara y evitar que algún vestigio de combustible carbonice dentro de la lanza.

• Al terminar el trabajo, afloje los tornillos de regulación de los reductores de presión y cierre luego las válvulas de los tubos de oxígeno y acetileno, o gas natural o acetogen-gas.


5.7 Contraexplosión y retroceso de la llama:

• El manejo inadecuado del soplete, puede hacer que la llama se apague con un fuerte estallido o detonación que se denomina retroceso de la llama.

• Cuando la llama retrocede dentro del soplete generalmente lo hace con un silbido o chillido agudo, cerrando de inmediato la llave de acetileno en el soplete, se elimina el retroceso de la llama, luego cerrarse la del oxígeno y permitir que se enfríe el soplete.

• Antes de volver a encender, es conveniente purgar el pico con oxígeno durante unos segundos para eliminar el hollín que pudiera haberse acumulado en los conductos.

En un soplete para cortar, el oxígeno debe ser purgado a través de precalentador, como así también por los conductos para cortar.

• Muchas veces, los retrocesos de llamas pueden llegar a penetrar dentro de las mangueras o reguladores, cuando ésto ocurre, de inmediato cierre el tubo de acetileno y luego el de oxígeno.

• Cuando ocurren retrocesos de llamas, es indicación de que algo anda mal, ya sea con el soplete o con la forma en que se lo hace trabajar. Estos retrocesos de llama deben ser investigados a fín de determinar sus causas y eliminarlas.

• Las causas de los retrocesos pueden ser las siguientes:

- La incorrecta presión de los gases.

- Poca velocidad de salida de los gases.

- Por picos y cabezas flojas que dan lugar a que parte del oxígeno se desvíe en su trayecto dentro del soplete.

- Por sobrecalentamiento del pico

- Por suciedades en los conductos y asientos internos del soplete. Es necesario por lo tanto que las lanzas o picos que no estén en uso, se almacenen en lugares limpios.

- Por deformaciones de picos inyectores, etc. causadas por golpes, caídas o “rectificación”del orificio del pico mediante alambre.

• Si ocurre un retroceso y la llama llega al tubo de acetileno, actúe con serenidad, su peor enemigo en estos casos es el miedo. Lo primero que bebe hacerse es cerar la válvula, se comprende por estas razones la importancia de tener buenas herramientas, especialmente la llave que cierra la válvula del botellón, siendo conveniente que esté siempre colocada en su respectivo lugar.

• Para evitar retrocesos de llama deben colocarse en los equipos los dispositivos de seguridad autorizados (Válvulas de Seguridad).

• Para apagar las llamas de un tubo de acetileno, de preferencia a los matafuegos de gas carbónico o polvo químico presurizado (la boca de la tobera no debe quedar a mas de 30 cm. de la llama), si no hay disponibles, cualquier otro tipo de extintores, o chorros de agua o bolsas mojadas lo apagarán. Lo importante es no perder la calma.

• Cuando las llamas tienen cierta magnitud y llegan al tubo de acetileno, retire de inmediato el tubo de oxígeno, recuerde que la temperatura de hará aumentar la presión interior.

 Requisitos:
• Son de uso obligatorio las polainas en operaciones con equipos oxiacetilénicos oxi-gas o acetogen-gas.

• El personal debe dar parte a su Supervisor de los peligros, tan pronto los vean; como ser deficiencias en el equipo; elementos mal guardados o almacenados, pasillos bloqueados, elementos combustibles cercanos al área de trabajo.

0 comentarios:

Publicar un comentario